Balones de Fútbol y Trajes de Neopreno – El caucho de FSC se vende como pan caliente 

¡Sí, era un uniforme!, de material de caucho certificado por el FSC, presentado ante todos los oradores en la sesión del miércoles. Desde productores hasta compradores, el mensaje fue claro: el mercado está listo. Pero cuando las discusiones se movieron al "por qué" y al "cómo" del material de caucho certificado por el FSC, las voces se diversificaron. 

Por Ida Rehnström, FSC de Dinamarca

Primero, ¡un balón de fútbol! Ese fue el primer producto de caucho certificado por la FSC, de la mano de la visión del Sr. Martin Kunz. Como director de la Asociación de Comercio Justo de Caucho [Fair Rubber Association], compartió su experiencia como pionero en el mundo de productos de caucho con certificación FSC de comercio justo. La elaboración de todo tipo de productos de manera sostenible, desde botas de goma hasta gorras de béisbol, es algo que se está expandiendo de forma constante. Uno de los principales desafíos para Martin y Fair Rubber es el hecho que los consumidores todavía no hacen la conexión entre el material de caucho y la etiqueta FSC. “Actualmente dedico la mitad de mi tiempo a explicar por qué aparece el logotipo FSC en nuestros productos de caucho. La gente por ahora se ha dado cuenta de que sólo está en los productos de papel o madera”.

Caucho natural: un impulsor de la deforestación

Con un creciente sector de caucho natural en Guatemala, el Sr. Mario Rafael Rodríguez, Especialista en Mercados de Econegocios Occidente, expresó sus ideas sobre el caucho y el FSC: “El caucho natural es uno de los productos mundiales más importantes, por eso las mejores prácticas son fundamentales para garantizar un suministro sostenible en el largo plazo”.

Dado que el caucho es un impulsor para la deforestación, Rodríguez ve la certificación como una forma de mejorar los derechos sociales de los trabajadores, junto con un suministro de caucho natural libre de deforestación. Algunos de los beneficios del FSC para él son: “trabajos permanentes, protección de los bosques naturales y de los ríos, beneficios para las comunidades circundantes, protección de la vida silvestre y la biodiversidad”.

El primer traje de neopreno certificado por el FSC

Para el Sr. Jeff Martins, CEO de Yulex, no hay duda de que el caucho natural es el futuro. El caucho sintético se basa en el petróleo y no es renovable.

“En este momento, los fabricantes de llantas controlan los mercados mundiales del caucho, utilizando el 70% de todo este material. El sector del calzado le sigue con un 10%.” Pero parece que esto podría cambiar.

La forma correcta de seguir adelante para Yulex es el uso de caucho natural, pero para evitar problemas como la deforestación, el uso de productos químicos (para el cultivo de árboles) y el abuso de los derechos humanos, la certificación FSC es el camino indicado para ellos. En este sentido, han lanzado un traje de neopreno con certificación FSC, en colaboración con Patagonia, que ha ganado varios premios por el proyecto. Jeff no está preocupado por el aspecto del caucho certificado, afirmando que estos productos no son los más baratos en el mercado.

Veo que los tiempos están cambiando, veo una nueva generación de consumidores, milenarios, que están llegando y están dispuestos a pagar y apoyar los productos que colocamos en el mercado”.

Cuenta con el respaldo del Sr. Ila Farshad, Gerente de Ventas y Marketing en Vita Talalay, que produce espuma con certificación FSC para empresas de ropa de cama. Él también ha experimentado cómo los consumidores están dispuestos a pagar más por productos certificados y más saludables.

BMW y los elefantes

En BMW, aún no han llegado a usar llantas certificadas por la FSC debido a la falta de suministro, pero ya usan la certificación FSC como parte de la manufactura de partes interiores de vehículos y “consideran que FSC es un sólido esquema de certificación para el caucho natural”. El camino para asegurar que BMW llegue a un punto donde se puedan usar neumáticos con certificación FSC será mediante más diálogo con socios locales, reuniones de información sobre FSC en terreno y una mayor colaboración.

En el otro extremo del espectro está WWF [Fondo Mundial para la Naturaleza – World Wide Fund for Nature], donde Aditya Bayunda de WWF Indonesia intenta resolver un reto específico. Se enfrentan a una gran área de bosque tropical en Sumatra, hogar de especies en peligro de extinción como los tigres, los elefantes y los orangutanes. Tienen planificado utilizar las plantaciones de caucho como zonas de reabastecimiento e ingresos para el área. Pero necesitan certificación. A él le parece que “estos son tiempos emocionantes para FSC”, con mucho potencial para certificar áreas importantes. Pero alienta a la organización a prever esta creciente demanda y 1: Encontrar mecanismos de búsqueda para la certificación de pequeños productores (la mayoría de los productores de caucho son pequeños productores) 2: Crear un estándar innovador de PFNM [Productos Forestales no Maderables] para el caucho, y 3: Asegurar que haya un valor agregado para el caucho certificado al final del ciclo de producción.