¿Se pondrá FSC a la moda?

¿Qué tienen en común una marca de modas, una ONG ambientalista, un minorista, y dos productores de viscosa? Pues la respuesta es que todos fueron panelistas en la sesión del miércoles sobre FSC y la moda, y están trabajando juntos para garantizar la obtención responsable de telas de origen forestal.

Por Morten Brodde, FSC Dinamarca

¿Se pondrá FSC a la moda? Al escuchar a los panelistas en la sesión de hoy titulada “La moda y FSC: del bosque al consumidor”, FSC se ha puesto en la agenda de la industria de la moda. ¿Por qué razón? Las telas de origen forestal como el rayón, la viscosa, el modal y el lyocell son cada vez más utilizadas para fabricar textiles, y son generalmente más respetuosas del medio ambiente que los textiles sintéticos o el algodón; siempre y cuando la celulosa provenga de plantaciones o bosques bien administrados. 

Las políticas están cambiando las cadenas de suministro 

La primera en participar fue Amanda Carr, directora de campaña de la organización sin fines de lucro Canopy, que está colaborando con compañías para hacer que sus cadenas de suministros sean más sostenibles. Hace cuatro años hicieron un llamado al sector de la moda para colaborar en la conservación de bosques antiguos y en peligro. Ahora 105 marcas de moda, minoristas y socios diseñadores forman parte de la coalición. 

“Ahora, más del 70 por ciento de la producción global de este tipo de fibras tienen políticas de CanopyStyle; políticas que reflejan lo que las marcas buscan. Y hemos empezado a hacerles auditorías para ayudarles a entender cómo se están implementando estas políticas y el progreso que se ha conseguido”, dijo Carr. 

Las políticas requieren, entre otras cosas, que las compañías no obtengan sus materias primas de los bosques antiguos o en peligro de extinción o de otras fuentes controversiales. También hay una preferencia consistente y fuerte por una certificación FSC en todas las políticas. 

Pasarela FSC 

Cecilia Brannsten, experta en negocios sostenibles en el grupo H&M, fue la siguiente en participar. Ella fue un ejemplo en vivo de textiles hechos de madera obtenida de forma responsable al vestir ropa hecha con fibras de eucalipto con certificación FSC; su vestido se ganó el aplauso de todos los asistentes. 

H&M promueve el uso de telas que provengan de plantaciones o bosques con certificación FSC, y Brannsten presentó un nuevo objetivo de abastecimiento en H&M: “Vamos a tener 100 por ciento de materiales reciclados u otros materiales de origen sostenible para el 2030, y por supuesto que las fibras de celulosa junto con FSC tendrán un papel muy importante”. 

La historia debe llegar hasta el consumidor 

A mitad de la sesión, los asistentes tuvieron una visión más profunda del trabajo de los productores de viscosa con abastecimiento responsable y FSC. El ENKA Group, con certificación FSC, utiliza la pulpa de fibra de madera como su principal materia prima y solo les compra a socios certificados por FSC. 

“Obtuvimos nuestra certificación FSC en 2016. Empezamos a desarrollar esta historia el año pasado y el mismo año el primer cliente en nuestra cadena de suministros obtuvo la certificación FSC. Planeamos seguir esta implementación hasta el año 2020 para llevarlo hasta los fabricantes de prendas de vestir y los usuarios finales”, explicó Till Boldt, director general en ENKA Group, quien entonces presentó un desafío:

“En la industria de la moda, la mayoría de los consumidores solo buscan precios. Es algo difícil el ofrecer productos sostenibles y presentarles esta historia a los consumidores. Hay grandes nombres en la industria de la moda que están buscando formas de conseguir esto y yo solo puedo complementarlos; este es el camino correcto”. 

Los consumidores buscan más que precios 

Fiona Wheatley, de Marks & Spencer (M&S), quien presentó los compromisos de los minoristas de comida, moda y vivienda de Plan A hacia un abastecimiento responsable de productos de madera, tuvo una percepción diferente del enfoque de los consumidores en los precios: “No estoy de acuerdo en que lo único que miran las personas son los precios. Creo que lo que buscan son los productos correctos en el ambiente correcto y a un precio correcto, y los valores de tu marca le añaden a esa oferta”. 

Para terminar la sesión de FSC y la moda, Manohar Samuel, de Birla Cellulose, subrayó el valor de la colaboración para garantizar la obtención de textiles forestales sostenibles: “Tan solo miren esta mesa. Tengo a dos de mis queridas marcas aquí, M&S y H&M; tenemos a Till de ENKA, que nos compra pulpa; y tenemos a Canopy que se encarga de crear un puente entre los bosques y la moda”.