Tres preguntas para aclarar las evaluaciones de riesgo de madera controlada 

por María Luisa Muñoz-Cobo (FSC Latinoamérica)


Como punto de partida para el tema complejo de las evaluaciones de riesgo de madera controlada, deberíamos hacernos tres preguntas.
En primer lugar, ¿qué es la madera controlada?
Tal vez esta sea una pregunta básica para la mayoría de las personas dentro del sistema FSC (Consejo de Manejo Forestal – Forest Stewardship Council), pero muchos otros no saben que estamos hablando de material no certificado que se puede usar en la mezcla de productos de FSC. Por supuesto, no todo se puede usar, tal como lo explicó Joanna Nowakowska, Gerente del Programa de Madera Controlada de FSC, “hay fuentes inaceptables que deben evitarse, como la madera ilegal, la madera cosechada con violación de los derechos tradicionales y humanos o la madera proveniente de plantaciones GM (genéticamente modificadas) o de bosques convertidos a plantaciones, entre otros”.
La madera controlada, de acuerdo con el sistema FSC, proviene de bosques certificados y hace posible el manejo forestal sostenible.
Ahora, una segunda y más difícil pregunta: ¿qué es una evaluación de riesgo? Bueno, como lo afirmó Nowakowska, “estos son estudios que analizan el riesgo contra un conjunto de indicadores, provistos en los procedimientos FSC”.
La tercera y última pregunta conlleva la respuesta más complicada, pero es clave para entender este asunto: ¿por qué necesitamos hacer evaluaciones FSC?
Según lo que indica Tatjana Stutzkowsky, gerente de políticas del FSC de la Coordinación de Madera Controlada, “las evaluaciones de riesgos hacen parte de los Requisitos para el Suministro de Madera Controlada FSC (FSC-STD-40-005), y evitan el riesgo de que se lleven a cabo actividades inaceptables en diferentes áreas, lo que requeriría un control intensificado de material de estos terrenos, con tal de poder ser utilizado como madera controlada”.
Es importante saber, como lo comentó Nowakowska al comienzo de esta reunión, que actualmente se están desarrollando casi 60 evaluaciones de riesgo de FSC en todo el mundo.
Una evaluación de riesgo de FSC es diferente de una evaluación de riesgo desarrollada por el titular del certificado. Si bien en el pasado se permitían “evaluaciones de riesgo propias de la empresa”, esto planteó muchas controversias y conflictos de interés. Por eso FSC ha estado invirtiendo en sus propias evaluaciones, y puede entregarlas a muchos países, alrededor de 60, en diferentes regiones del mundo.
Las evaluaciones de riesgo pueden ser etiquetadas como de “bajo riesgo” o “riesgo especificado”. Si se determina como ‘bajo riesgo’, no hay necesidad de control o actividades especiales, solo los requisitos del FSC para usar material como madera controlada. En el caso de “riesgo especificado”, los titulares de certificados FSC deben implementar medidas de control en sus cadenas de suministro, para evitar riesgos y para permitirles usar este material como madera controlada.
Como explicó Nowakowska, “las evaluaciones de riesgo del FSC son necesarias para el nuevo estándar de madera controlada, que se implementará antes del primero de enero de 2018″. Hay muchos actores involucrados en el desarrollo de este estándar, incluidos las oficinas nacionales, el Secretariado de FSC, consultores externos y partes interesadas nacionales e internacionales.