Seis sugerencias que permitirán al FSC dar una repuesta firme a los PFI

La membresía del FSC debe tener en cuenta el contexto de cada paisaje forestal individual al formular medidas de protección para los PFI, cada vez con menos presencia en todo el mundo.

Rod Taylor,
Director Mundial del World Resources Institute (WRI), no perteneciente al FSC

Hace diez mil años, antes de que los seres humanos aprendieran a cultivar, los bosques cubrían la mitad del territorio terrestre. Desde entonces, alrededor de un tercio de estos bosques ha desaparecido. La mayoría de los bosques que aún quedan en pie están degradados o fragmentados; menos del 20 por ciento aún están intactos.

En este contexto, nadie puede negar la importancia de proteger los Paisajes Forestales Intactos del mundo (PFI): las últimas extensiones ininterrumpidas de ecosistemas forestales naturales que no muestran signos de actividad humana significativa. Los PFI son fundamentales para el clima, ya que retienen casi un tercio del carbono total almacenado en los árboles, absorben una quinta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por los seres humanos cada año, y almacenan más de la mitad del permafrost del Ártico. Por otra parte, los PFI son lo suficientemente grandes como para no ser arrasados completamente por eventos individuales tales como incendios, tormentas, erupciones volcánicas, sequías o plagas de insectos. Asimismo, son lo suficientemente grandes como para albergar poblaciones viables de tigres, caribúes y otra amplia variedad de animales.

Si bien la conservación de los PFI es una prioridad a escala mundial, las estrategias para hacerlo deben adaptarse a las aspiraciones de desarrollo, las realidades gubernamentales y la dinámica ecológica de un lugar específico. Propongo seis puntos a tener en cuenta por parte de los miembros del FSC al llevar a cabo la labor de traducir el imperativo mundial de proteger los PFI en medidas efectivas y adaptadas a nivel local.

  1. Respeto de los derechos y las aspiraciones de las personas que viven en los PFI o cerca de ellos. Aunque los PFI se definen como áreas mínimamente influenciadas por la actividad económica humana, a menudo están habitados por personas. Las actividades llevadas a cabo en los PFI, ya sean de producción o conservación, requieren el consentimiento de los pueblos en cuyos territorios se desarrollan. Deben encontrarse soluciones que equilibren las preocupaciones ecológicas con las cuestiones que más importan para las personas que viven en el paisaje. Un nuevo camino que secciona un bloque forestal extenso también puede servir como balón de oxígeno a una comunidad remota, conectándolos con atención médica, mercados y escuelas. Por el contrario, el camino puede ser el catalizador del acaparamiento de tierras, el conflicto y el empobrecimiento de esa comunidad.
  2. No aislar las medidas de conservación de los PFI de otras salvaguardias del FSC. El Principio 3 del FSC respalda el derecho de los Pueblos Indígenas a dar o negar su consentimiento para las actividades que afectan a sus territorios. El Principio 9 exige a los titulares de certificados FSC que mantengan y mejoren los altos valores conservación (AVC), incluidos aquellos asociados con ecosistemas y mosaicos a nivel de paisaje. La aplicación rigurosa de las mejores prácticas a la hora de evaluar, manejar y monitorear los AVC (por medio de peritos con licencia) ayudaría a aclarar y proteger los excepcionales atributos de cada PFI, al menos dentro de las áreas bajo el control de los titulares de certificados FSC.
  3. Diseño de medidas adaptadas para imitar el régimen de perturbación natural. Los PFI tienen una naturaleza dinámica. En un bosque lluvioso tropical, por ejemplo, los árboles que caen crean huecos temporales en la cobertura forestal que dejan pasar la luz solar vital para el crecimiento de los árboles del sotobosque y la germinación de las semillas. No obstante, la estructura general del bosque tropical se mantiene relativamente constante. Por el contrario, los incendios recurrentes pueden determinar la forma de los bosques en los paisajes más secos. Grandes rodales de especies de árboles pioneros pueden crecer en áreas quemadas, creando un paisaje en el que cada área está en una etapa distinta de recuperación y sucesión. Estos contextos ecológicos diferentes exigen medidas de conservación de los PFI que estén en sintonía con el régimen de perturbación natural de un lugar concreto, incluyendo el grado de resistencia de su ecología a perturbaciones asociadas con prácticas específicas de aprovechamiento o vías forestales temporales.
  4. Realizar un análisis de escenarios sólido para evitar resultados distorsionados. La Moción 65 del FSC exige una “evaluación de la viabilidad y la eficacia de opciones alternativas de uso de la tierra para mantener y mejorar la integridad de los PFI”. Lo anterior responde al posible impacto de las estrictas medidas de conservación de los PFI sobre la viabilidad comercial de las operaciones certificadas por el FSC. Reconoce la necesidad de evaluar de forma detallada si las medidas propuestas motivarán que los titulares de certificados FSC entreguen sus certificados, o renuncien o eviten las concesiones que contienen PFI y, en caso de que esto suceda, cuál sería el destino probable de esos PFI.
  5. Aprovechar, siempre que sea posible, las políticas, los reglamentos y los planes nacionales de uso de la tierra. Los titulares de certificados FSC no son los únicos actores cuyas actividades podrían degradar los PFI. Vías forestales, carreteras mineras, autopistas públicas, ferrocarriles y canalizaciones también son susceptibles de fragmentar los PFI. Dado que las estrategias de conservación de los PFI tienen que abordar múltiples intereses que compiten entre sí, es más probable que tengan éxito si involucran a un conjunto más amplio de actores que involucrando únicamente a los titulares de certificados FSC. Las medidas de conservación de los PFI dentro del marco del sistema FSC tendrán más impacto si se refuerzan por medio de procesos participativos de planificación del uso de la tierra y estrategias de mitigación del cambio climático impulsados por el gobierno. Los miembros del FSC tienen que involucrarse en procesos políticos más amplios para abordar las amenazas a los PFI por parte de otros sectores y actores.
  6. Adaptar el concepto global de PFI, según sea necesario, para facilitar aplicaciones más detalladas Conceptos como PFI, “bosques del interior“, y “bosques primarios“, así como los mapas de escala aproximada que indican dónde existen, son útiles para presentar el “panorama general” del estado de los bosques del mundo. No obstante, tienen una utilidad limitada a la hora de orientar las decisiones de manejo y uso de la tierra a escalas muy locales. Por ejemplo, dentro del concepto de PFI, las actividades humanas de baja intensidad como la rotación de cultivos, el pastoreo disperso, la tala selectiva y la caza no son motivos para que un área pierda el estatus de PFI. Las actividades que se pueden detectar en las imágenes de satélite (carreteras, pueblos, agricultura a gran escala, etc.) se utilizan como indicadores del impacto humano cuando se elaboran mapas de PFI a nivel mundial. Pero la visibilidad no siempre se correlaciona con el impacto. Por ejemplo, la caza intensa puede destruir la integridad ecológica de un área, mientras que permanece en gran medida invisible en las imágenes de satélite. Por otro lado, a medida que mejora la resolución de la tecnología de teledetección, se detectarán más signos de actividad humana y es probable que se cuestione la exactitud de los límites de los PFI en los mapas actuales. Como coeditores de los mapas de PFI, en el WRI estamos abiertos a considerar opciones para la adaptación de las definiciones y los procedimientos actuales de elaboración de mapas a fin de seguir el ritmo de la evolución tecnológica y explorar otras adaptaciones del concepto original de PFI que facilite aplicaciones más detalladas en línea con los objetivos del FSC.

Animo a los miembros del FSC a buscar soluciones viables, adaptadas a escala local, para mejorar el manejo responsable de los PFI del mundo e impulsarlos en el marco del sistema FSC mediante el diálogo con otros sectores y actores.